Aplicación

El elevador doméstico está dirigido al transporte vertical de personas. Adecuado para viviendas particulares, comunidad de vecinos y locales comerciales. Ideal para personas con movilidad reducida, ya que existe espacio suficiente para acomodar la silla de ruedas y a su acompañante si bien por las características del diseño y fabricación este elevador no se debe usar de modo intensivo y en caso de no llevar puertas se recomienda uso por personal adiestrado o advertido.

Normativa

El elevador doméstico se rige según la Directiva de Máquinas 2006/42/CE por lo que es posible su comercialización en cualquier país de la Unión Europea.

El elevador doméstico está incluido en el anexo IV de la Directiva en la categoría 17 de aparatos de elevación para personas y materiales con peligro de caída vertical superior a los tres metros. Dependiendo del modelo se aplica uno de los siguientes procedimientos de evaluación de la conformidad con certificados emitidos por Aenor:

Examen CE de Tipo según el anexo IX para el modelo de acción directa sin puertas en cabina.
Aseguramiento de la calidad total según el anexo X para el modelo de acción indirecta o con la opción de puertas en cabina.
Los elevadores domésticos sin la opción de puertas en cabina son conformes a la norma europea armonizada EN 81-41.

  • Diseñado para el desplazamiento vertical de personas.
  • Ideal para personas mayores y con movilidad reducida.
  • Bajo consumo energético
  • Fácil instalación.
  • Máxima seguridad.
  • Con puertas en cabina o barrera fotoeléctrica de seguridad.
  • Capacidad de carga 225 – 400kg.
  • Recorrido hasta 12m
  • Velocidad de 0,15 m/s.
  • Paradas 2 – 4
  • Cabina
    • Ancho 700 – 1100mm
    • Fondo 750 – 1400mm
  • Foso desde 120mm
  • Huída desde 2450mm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.